5 defectos en inspecciones periódicas de baja tensión

En OCA

5 defectos en inspecciones periódicas en instalaciones de baja tensión (REBT).

En el post de hoy desarrollaremos 5 de los defectos genéricos más comunes (hay mucha más variedad según el tipo de instalación y antigüedad) que se suelen encontrar en las inspecciones periódicas de las instalaciones eléctricas de baja tensión. Con ello no queremos decir que todas las inspecciones sean desfavorables ni mucho menos, pero sí que son los errores más habituales en aquellas instalaciones en las que el resultado de la inspección resulta no favorable.

¿Qué Reglamento regula este tipo de inspecciones?

El Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión y sus Instrucciones Técnicas Complementarias (ITC) aprobadas por el Real Decreto 842/2002, en vigor desde septiembre de 2003.

¿Qué especificaciones técnicas deben cumplir las instalaciones eléctricas de baja tensión en las inspecciones periódicas?

Todo depende de la fecha de puesta en servicio de la instalación eléctrica. La inspección se realiza siguiendo la normativa del reglamento que estaba en vigor en la fecha de puesta en servicio.

Concretando más, los Reglamentos a seguir en cuanto especificaciones técnicas de las instalaciones eléctricas de baja tensión son:

  • Instalaciones en funcionamiento antes del 8 de enero del 1973
    • Decreto del 3 de junio de 1955, por el que se aprueba el Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión.
  • Instalaciones en funcionamiento posteriores al 7 de enero de 1973 y anteriores al 18 de septiembre de 2003
    • Decreto 2413/1973, del 20 de septiembre, por el que se aprueba el Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión y sus posteriores modificaciones.
  • Instalaciones en funcionamiento posteriores al 17 de septiembre de 2003
    • Real Decreto 842/2002, de 2 de agosto, por el que se aprueba el Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión y sus posteriores modificaciones.

¿Qué defectos son los más comunes en las inspecciones de instalaciones eléctricas de baja tensión?

Los 5 defectos más comunes son los siguientes:

  1. No existe o no está disponible la legalización de la instalación.
    Toda instalación eléctrica de baja tensión debe disponer de su documentación de legalización con un número de Inscripción en el Registro de Instalaciones Técnicas de la Seguridad Industrial (RITSIC). Haciendo un símil con algo muy común y arraigado en nuestras costumbres más cuotidianas, sería lo mismo que disponer de “los papeles” del coche. Es impensable que alguien circule sin dicha documentación al igual que circular sin la inspección periódica ITV. Pues en las instalaciones eléctricas de baja tensión es el mismo concepto. Legalización inicial e inspecciones periódicas (en este caso es cada 5 años desde su puesta en servicio).
  2. No existe una identificación de todos los circuitos (rotulación).
    Todos los circuitos del cuadro o cuadros eléctrico/s deben ir correctamente identificados con una adecuada rotulación.
  3. Existen circuitos que no se encuentran debidamente protegidos contra sobrecargas y cortocircuitos.
    1. Por ejemplo, las habituales líneas de enchufes, deben ir con un magnetotérmico de como mucho 16 Amperios. Los enchufes convencionales resisten como mucho 16 A y si el magnetotérmico es de 20 Amperios o de 25 Amperios, podría producirse una sobrecarga con un efecto peligroso para la seguridad de las personas.
    2. Otro ejemplo es que se correspondan las secciones del cableado con el amperaje del magnetotérmico. Lo más habitual es encontrar 1,5 mm2 para 10 Amperios, 2,5 mm2 para 16 Amperios, 4 mm2 para 20 A y 6 mm2 para 25 Amperios. Si colocamos un magnetotérmico de mayor amperaje en dichas secciones, podría producirse una sobrecarga sin que el magnetotérmico actúe, produciéndose un efecto peligroso para la seguridad de las personas.
  4. Existe un peligro contra contactos indirectos
    En este tipo de defecto se suele encontrar líneas sin interruptor diferencial, líneas en las que sí que tienen un interruptor diferencial pero está puenteada la entrada con la salida con lo que es como si no estuviera y por último, que el diferencial no actúe por fallo del mecanismo debido a un deterioro o a un mal mantenimiento de la instalación.
  5. La iluminación de emergencia es insuficiente
    En este tipo de defecto se suele encontrar alumbrado de emergencia fundido o estropeado, por lo que es necesario su reparación o substitución.

Si desea realizar una inspección de su instalación eléctrica o tiene cualquier consulta, no dude ponerse en contacto con nosotros.

Entradas recomendadas

Dejar un comentario